Rachmaninov
The Isle of the Dead, Op.29
Symphony No.2 in E-minor, Op.27
Orquesta Sinfónica de Castilla y León
Andrew Gourlay

Recorded 9 May 2017 (Isle) and 29 & 30 January 2018 at Centro Cultural Miguel Delibes of Valladolid
CD No: OSCYL001
Duration: 75 minutes
Reviewed: May 2019

Una orquesta española en una grabación de Rachmaninov… y el resultado es para derrumbar prejuicios

La primera grabación de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León con su propio sello (ver enlace a la información más abajo) abre con La Isla de los Muertos (inspirado en un cuadro de Böcklin reproducido en el folleto y que el compositor solo conoció en una impresión monocolor), y es un relato lúcido y linear dirigido por Andrew Gourlay. No es la más implacable de las versiones, ya que para ello le haría falta un tempo algo más lento, apesadumbrado o melancólico; sin embargo, tiene perspicacia y es honesta, vívidamente detallada. La calidad del sonido es excelente, y no escatima a la verdad cuando sugiere que la sección de cuerdas de la OSCyL es algo pequeña: en una foto pueden verse seis contrabajos pero no pueden negarse el entusiasmo ni el compromiso de los ejecutantes.

En la segunda sinfonia, uno querría escuchar, idealmente, una mayor riqueza de tono. Dicho esto, Gourlay despliega la exposición del primer movimiento (no repetida) con claridad y con lo que podría ser percibido como franqueza refrescante; aun cuando la cantidad relativamente escueta del timbre de la OSCyL es algo restringida para lo que requieren las pasiones eslavas, hay mucha acometida y ardor a medida que la música avanza; me habría gustado oír más timbales y trompas y algo menos de trompetas. A su favor, Gourlay, al revés de lo que hacen otros directores, no añade nada a los cellos y contrabajos en el acorde final, de por sí incisivo.

El Scherzo tiene un enfoque pleno de contoneo, de anhelo, parecido al de una fuga, y tiene también una impetuosidad propia de un desfile callejero, mientras que el movimiento lento que el clarinete, en un atractivo solo introductorio, es muy conmovedor, con emociones exploradas con sensibilidad hacia una puesta de sol a la que el Final, con un tempo sensato, articulado e integrado, se acerca como el exuberante comienzo de un nuevo día, cargado de romance hacia a una victoria expansiva y una carrera hasta la meta final. De manera muy gratificante, los violines siguen siendo audibles, aunque no de la manera pertinente de la edición de David Zinman en Telarc.

Hay muchos aspectos, por lo tanto, que pueden gustar de ambas entregas, cada una con estilo propio, pero lo principal es cómo este lanzamiento encaja en la discografía existente, y en expansión permanente, de Rachmaninov.

 

© 1999 - 2020 www.classicalsource.com Limited. All Rights Reserved